CURIOSIDADES
Tendencia

“No estábamos preparados para esta epidemia de tristeza”: psiquiatra colombiano

El especialista en salud mental Patrick Verhelst le pidió a los colombianos enfocarse en cuidar su salud emocional en estos días de cuarentena, para así poder volver gradualmente a la vida social, una vez sea superada la pandemia

A pesar de las necesidades económicas, los colombianos tenemos miedo de volver a salir a la calle una vez termine la cuarentena. Así lo considera el psiquiatra Patrick Verhelst, especialista de la universidad Javeriana, quien asegura que el coronavirus se ha convertido en un “disparador” de enfermedades mentales, las cuales deben ser identificadas y tratadas a tiempo.

“Lo más básico es poder expresar las emociones que uno siente: tener la oportunidad de hablar con otras personas, de hacer catarsis; eso ya es terapéutico. En casa es necesario establecer rutinas que mezclen el trabajo físico, intelectual y espiritual para no sucumbir a la tristeza”, recomienda Verhelst.

En diálogo con Semana Noticias, el médico reveló que otros psiquiatras y psicólogos están consultando cada vez más –en calidad de pacientes– los servicios de salud mental en línea, un fenómeno causado por la ansiedad que les produce la pandemia. Patrick admite que ningún profesional de su rama tenía antecedentes o preparación previa para contener la actual “epidemia de depresión” que se vive a nivel mundial.

“Aunque estemos en nuestras casas, tenemos miedo a contagiarnos, a usar el transporte público, a usar los ascensores, a ir al médico, en fin; es fuerte de manejar, pero no será para siempre” dice.

La falta de contacto físico es particularmente problemática para los colombianos, ya que  –en palabras del psiquiatra- siendo latinos estamos acostumbrados a expresar nuestro afecto y empatía a través de abrazos y besos.

“No vamos a volver a la vida social que conocimos antes, ya que mientras no exista una vacuna no vamos a poder sentir la confianza de volver a estar cerca a otras personas”, recuerda.

Frente a la tensión que viven los niños y ancianos en medio de la cuarentena, es recomendable “ser claros y sinceros al explicarles la situación actual, para que entiendan el curso de la enfermedad y la necesidad del aislamiento; así no se sentirán ansiosos y vulnerables.”

El Ministerio de Salud de Colombia considera a la depresión y la soledad como problemas de salud pública, y adelanta programas para mitigarlos, especialmente en este tiempo de confinamiento en casa.

Fuente: Semana.com

Artículos relacionados

Close