Noticias de Colombia
Tendencia

Este martes comienza el cobro por parqueo en vía en Bogotá

La terminal de transporte y la Secretaría de Movilidad implementarán la primera zona en Chapinero.

Cinco años después de que se firmara el decreto de cobro por parqueo en vía, finalmente, el sistema entrará en operación. A partir de este martes 2 de noviembre, y por las próximas dos o tres semanas, se ejecutará la fase pedagógica de la primera zona de parqueo pago, operada por la terminal de transportes de Bogotá, en un polígono de Chapinero entre las calles 76 y 94 y entre la autopista Norte y la carrera 11.

En esta fase pedagógica, si usted llega con su carro o moto a uno de los 1.000 cajones ya señalizados, no tendrá que pagar. Lo que sí encontrará será toda la oferta logística y de personal para aprender a usar este sistema de parqueo, que busca mejorar el espacio público.

Este proyecto incluyó a antiguos cuidadores informales de carros. Según cifras de la terminal y la Secretaría de Movilidad, de los 60 cuidadores caracterizados, 72 por ciento iniciaron proceso para vincularse a las zonas de parqueo pago. De estos, finalmente, 46,5 por ciento están contratados o en proceso de contratación. A ellos los encontrará como facilitadores en esta primera zona de implementación.

El pago del parqueo en vía

Una vez termine esta fase de pedagogía comenzará el cobro por parquear en estos cajones. Este modelo tiene cuatro claves: debe pagar por anticipado, el cobro se hace por fracciones de 30 minutos, las fracciones costarán más o menos dependiendo del tiempo de parqueo y el sistema no funcionará 24/7, sino en horarios específicos.

En esta primera zona, las tarifas serán las siguientes: para los autos, si el tiempo de parqueo está entre los 0 y los 120 minutos, se pagarán 3.000 pesos por fracción; si el tiempo supera los 120 minutos, cada fracción se paga a 4.600 pesos. En el caso de las motos, serían 2.100 y 3.200 pesos por fracción, respectivamente.

¿Por qué cuesta más la fracción dependiendo del tiempo de permanencia? Según explicó Johnny López Martín, subgerente de Planeación de la terminal de transporte de Bogotá, “el proyecto está diseñado para que este sea el atractivo. Las ciudades del mundo lo hacen así: es un estacionamiento de corta duración, que me presta el servicio de ubicar muy cerca de donde necesito estar a través de un cobro por fracción de manera anticipada”. Entonces, si usted necesita un servicio de parqueo donde pueda permanecer mucho más tiempo, la recomendación sería optar por un parqueadero privado.

Por otra parte, este sistema tendrá beneficios para algunos vehículos. Los eléctricos, por ejemplo, tendrán gratis la primera hora de parqueo, y las bicicletas no pagarán. Los pagos se pueden hacer en efectivo a los facilitadores o de manera digital a través de la app Zona de Parqueo Pago.

El cobro, por ahora, se hará en un horario de lunes a viernes, de 9 a. m. a 6 p. m., y sábados, de 10 a. m. a 4 p. m. Dependiendo del comportamiento de los próximos meses, se definirá si esos horarios se modifican o no. Por el momento, no se hará cobro los domingos ni los festivos. Según Ana María Zambrano, gerente de la terminal, esto se hizo por los costos de operación: “Cuando hacíamos el ejercicio de estructuración financiera, observábamos que el costo del recurso humano pesa de manera importante en toda la estructura de costos del proyecto. Los dominicales y festivos tienen un costo importante”.

Y aquí las cuentas serán claves. Si bien el sistema será de operación pública y se espera que los excedentes se destinen al SITP, será vital cubrir los costos de operación. Pero ¿qué pasa si no se cubren los costos? Zambrano le explicó a EL TIEMPO lo siguiente: “En el contrato, la terminal tiene previsto un artículo que nos invita a hacer un seguimiento a la demanda. Lo haremos por informes mensuales, semestrales y anuales, y en cada uno de estos informes vamos a ver si nos da o no. Si no nos da, podemos tomar la decisión como operadores de que esa área de implementación no sale, no se abre”. Y añadió que, precisamente, este polígono de Chapinero fue el primero en abrirse porque “es el área que reúne todas las condiciones para que funcione y para que dé. La que mejor da es el área 1 y la que más costos tiene es la última. Esa es la razón por la que no abrimos todas las áreas, sino que vamos de 1.000 en 1.000”.

fuente: eltiempo.com

 

Artículos relacionados

Close