Noticias de Colombia
Tendencia

Dificultades en primer día de aislamiento en Amazonas

Cercanía y comercio con Brasil no permiten cumplir totalmente la orden del Gobierno.

Aunque las autoridades en el Amazonas tienen toda la disposición para cumplir la suspensión total de actividades en el departamento, ordenada el jueves por el Gobierno Nacional, lo cierto es que la población no parece tener las condiciones necesarias para hacerlo.

Así quedó evidenciado este viernes, cuando comenzó a regir el aislamiento obligatorio en esta parte del país, el cual busca hacer frente a la alta tasa de contagios por el coronavirus.

El alcalde de Leticia, Jorge Luis Mendoza, le dijo a Caracol Noticias que las decisiones del Gobierno Nacional han sido tomadas “de la mejor manera, porque son medidas que son necesarias para garantizar la salud de los habitantes de Leticia”.

Sin embargo, Mendoza también reconoció que hay dificultades en gran parte de la población para cumplir rigurosamente con esta orden.

El contralor Departamental del Amazonas, Daniel Oliveira, le explicó a EL TIEMPO que una de ellas es que en ese departamento no hay acueducto ni alcantarillado. “¿Cómo le piden a la gente que se quede en la casa si no hay comida?, ¿cómo le piden que se lave las manos si no hay agua?”, se preguntó Oliveira.

Sobre la compra de alimentos por parte de la habitantes del Amazonas, el jefe del ente de control en ese departamento dijo que esta era “otra parte de la historia”.

En relación con esto, explicó que, por la diferencia de costos en los alimentos, servicios y arriendos, muchos colombianos viven en Tabatinga y trabajan en Leticia.

Adicionalmente, hay un comercio fluido en esa zona, ya que los comerciantes surten, con productos brasileños, los supermercados y tiendas de la capital del Amazonas.

De igual forma, el Contralor Departamental resaltó que una de las problemáticas es que el virus se ha expandido en los barrios más vulnerables de la capital amazónica, “donde la Policía no entra, no porque sean peligrosos, ahí viven gente buena, pero es muy difícil el acceso”.

Todo esto sin mencionar los problemas que aquejan al hospital San Rafael, que no tiene unidades de cuidado intensivo y ya está al límite de su capacidad, de acuerdo con el jefe del ente de control en el departamento.

En este sentido, Oliveira aseguró que, además de Leticia, la situación también es complicada en Puerto Nariño, otro municipio amazónico, y en el resto de la región.“Hay 9 zonas no municipalizadas o corregimientos que tienen sus centros de salud destruidos, no existe atención primaria”, dijo.

Movilización

El otro gran temor en esta parte del país, no solo del Contralor Departamental sino de los médicos de Leticia, es que los pacientes que están en tratamiento por la covid-19 entren en estado crítico.

“Aquí no hay cómo tratarlos, tienen que salir sí o sí en ambulancia aérea, y eso toma mucho tiempo”, dijo Oliveira.

Para el Contralor Departamental, unas son las decisiones que se toman desde Bogotá y otra la realidad del Amazonas. “Aplican unas directrices, pero no ven el contexto. Están legislando desde un escritorio donde creen que tenemos de todo”, afirmó.

Según el más reciente reporte de las autoridades sanitarias, Amazonas tiene 1.003 casos de coronavirus y tiene la tasa de contagios por habitantes más alta del país.

Fuente: ElTiempo.com

Artículos relacionados

Close